Narrativa española, Novela contemporánea

LAS HIJAS DE LA TIERRA – Alaitz Leceaga

El juego entre la fantasía y la realidad con el que Alaitz traza sus relatos te transporta al más allá y te lanza de cabeza a un mundo de ensoñaciones, magia e irrealidad en el que te dejas caer como entre algodones y del que no te gustaría salir jamás.
No falta de nada; desde la casa señorial poblada de fantasmas y habitaciones llenas de polvo de siglos de desventuras y opresiones, hasta unas hermanas dotadas de poderes que afrontan la lucha diaria contra quienes las quieren destruir embutidas en vestidos de raso y coronadas por cabelleras de rojo fuego, pasando por unas viñas sujetas a maldiciones ancestrales a las que se ven obligadas a doblegar.

De nuevo el estilo romántico con sabor colonial te atrapa. Una pluma sencilla que domina el relato como nadie. De nuevo son mujeres las que luchan por su supervivencia en aquel ambiente de primeros del siglo veinte donde era tan difícil ser mujer. De nuevo detrás del arrastrar de cadenas y de los fantasmas solo hay realidades crueles y muy sangrientas.

Es la segunda novela que leo de Alaitz Leceaga, la primera fue “El bosque sabe tu nombre”; una novela magistral, intensa y deliciosa con el estilo inconfundible de escritora-hada que elevó a la autora de forma inmediata a mi lista de favoritos y de la que soy incondicional.

Si bien “Las hijas de la Tierra”, en mi opinión, no llega a ser tan sublime como la anterior. Lo digo porque he sentido que me ha faltado algo, la he notado escrita con prisas, en algunos momentos repetitiva, y en otros hasta demasiado simple. Es posible que sea el producto del síndrome de los escritores que han experimentado un éxito con una obra magistral que se acaban precipitando en la siguiente como si se tratara de una carrera de obstáculos, quizás porque las editoriales les andan como tábanos mordiendo el culo. El caso es que de lo que podría haber sido otra obra maestra, al final con las prisas, se acaba quedando en el intento. Hay que ser en esto como con las viñas de la historia: si están dormidas hay que esperar a que despierten solas, sin empujar. Y una vez fértiles, hay que esperar a que las uvas maduren, cuidarlas con mimo, dedicación y mucha paciencia, si es que queremos que el vino sea único.

A pesar de todo esto se que os encantará a los amantes del estilo colonial y de las sagas familiares.

Sinopsis

Año 1889, La Rioja. Hay quien dice que una maldición se ciñe sobre los viñedos, secos desde hace años, de la finca Las Urracas. Mientras las grandes bodegas de la región comienzan su edad dorada, Gloria -la joven hija del propietario- languidece en la vieja mansión familiar, viendo aproximarse otro otoño sin cosecha.

Sometida a la autoridad de una tía cruel y un padre ausente, Gloria verá cambiar su vida de un día para otro cuando tenga que ponerse al frente del negocio familiar. Será entonces cuando comience una larga batalla que la enfrentará a los bodegueros y caciques locales, que no conciben tener como rival a una mujer. Y menos a una que pone en duda sus viejos privilegios…

Con la ayuda de sus hermanas, Gloria luchará por recuperar el esplendor de sus viñedos, al tiempo que se adentra en los secretos que esconden las habitaciones cerradas y los campos muertos de Las Urracas. Bajo la sombra de una maldición que solo al final sabremos si es cierta, las mujeres de esta novela lucharán, sin miedo a nada ni a nadie, por el poder que les pertenece.

Sobre su autora

Alaitz Leceaga nació en Bilbao en 1982, es una apasionada lectora de novelas victorianas, de terror y sagas familiares. Después de publicar numerosos relatos cortos en distintos portales de internet, que suman más de 60.000 lecturas y cientos de comentarios positivos en 2012 terminó de escribir su primer libro que fue publicado por el Grupo AJEC en mayo de ese mismo año: “Luciérnagas al atardecer”, escrita bajo el pseudónimo de Ava Gale.

Del anonimato de sus relatos escritos en blogs personales al estrellato literario más fulgurante con “El bosque sabe tu nombre” su primera gran novela. Desde su publicación y el éxito inmediato que provocó entre las editoriales más importantes y un público mayoritario, la vida de esta jovencísima Bilbaina ha dado un vuelco espectacular que aun hoy trata de digerir. «Vivo un momento único y maravilloso porque la acogida ha sido bestial. De todo este proceso increíble he aprendido mucho sobre mi misma, he aprendido a tener paciencia y, como la protagonista de la novela, no soy la misma que cuando empecé»

Leceaga se define como una escritora autodidacta y rata de biblioteca. Como muchos jóvenes de su época se enfrentó a trabajos muy precarios después de terminar el bachillerato, y siempre ha mantenido su sueño de poder dedicarse a la literatura convirtiéndose en una escritora profesional, cosa que sin duda ha conseguido. «Soy muy perfeccionista y no toco una tecla hasta que no tengo muy claro hacia dónde va ir  la historia. Luego hay un cierto margen para la improvisación con una escena un poquito más larga de lo previsto o un personaje que adquiere mayor protagonismo».

Su última novela publicada en el año 2019 “Las hijas de la Tierra” ha vuelto a cosechar buenas críticas y se ha convertido en otro éxito editorial y está considerado como uno de los Best seller de este año..

“Necesitamos más historias protagonizadas por mujeres” (Alaitz Leceaga)

Ficha técnica

Nº de páginas: 568
Editorial: S.A. EDICIONES B
Año de edición: 2019

Mi puntuación

7 sobre 10